Radio Guadalupana

Este 25 de abril, la Iglesia que peregrina en la Arquidiócesis Metropolitana de Coro, celebra llena de alegría, el cumpleaños Nro. 73 de su Arzobispo Metropolitano, Mons. Mariano José Parra Sandoval, en los cuales ha hecho testimonio de vida su lema de “No he venido a ser Servido, sino a Servir”.

Mariano José Parra Sandoval, nace el 25 de abril de 1947, en Maracaibo, estado Zulia; hijo mayor del Dr. Hugo Enrique Parra León y la Sra. Cira Elvia Sandoval de Parra, nacido en el seno de una familia de grandes principios y valores religiosos. Sobrino de Mons. Luis Raúl Sandoval y del Excmo. Mons. Mariano José Parra León, Obispo de la Diócesis de Cumaná en los años 1967 – 1986, del cual lleva su nombre y gran parte de su formación.

La tierra del sol amada, fue testigo de la niñez y parte de la adolescencia de Mariano José, donde, además, inicia su camino al servicio de la iglesia, siempre guiado por los valores del amor y la entrega en favor del prójimo. Sus estudios en los seminarios de Maracaibo y Caracas, además su paso por la Diócesis de Rochester, lo prepararon para ordenarse en su Maracaibo natal en 1971, sin embargo, Cumaná lo albergó en su Seminario Mayor siendo rector y profesor de Teología, fue, además, Capellán de su Santidad y Subsecretario de la Conferencia Episcopal Venezolana.

Posteriormente, el Papa San Juan Pablo II, lo nombra el 12 de julio 1994, Obispo para la Diócesis de San Fernando de Apure, recibiendo la Ordenación Episcopal el 28 de octubre de 1994, función que estuvo desempeñando hasta 2001. Ese mismo año, es nombrado Obispo de la Diócesis de Ciudad Guayana, proclamando como lema “No vine a ser servido, sino a servir”, consigna que ha sabido honrar y respetar a lo largo de su vida.

Años más tarde, el 25 de octubre de 2016, el papa Francisco lo designa Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Coro, en sustitución de Monseñor Roberto Lückert, Arzobispo Emérito de Coro.

Han sido 73 años de entrega y amor, en este día tan especial, el clero, las congregaciones religiosas, seminaristas y todo el pueblo de Dios que peregrina en la Arquidiócesis de Coro, se une en oración por su pastor, hermano y amigo, para agradecer al Señor y a Nuestra Señora de Guadalupe su entrega generosa a la causa del Evangelio.

¡Feliz Cumpleaños, Monseñor!

Prensa Arquidiócesis de Coro