Radio Guadalupana

Este año, la parroquia Santa Mónica de la Arquidiócesis de Coro, ha celebrado sus fiestas patronales de manera atípica, debido a la situación de confinamiento social, en un ambiente cargado de emociones, por un lado la tristeza de no poder organizar las acostumbradas celebraciones desbordantes de fieles, y por otro, la alegría de la devoción que les une.

El Pbro. Oscar Hernández, párroco de esta comunidad, manifestó que les fue imposible realizar la acostumbrada novena a Santa Mónica. “Cada vez que intentábamos reunirnos para planificar una actividad –manifestó el Presbítero-, los cuerpos de seguridad nos lo impedían, lo cual es entendible, por motivo de prevención, es por ello que, no pudimos llevar a cabo nuestra novena, sin embargo, del 25 al 27 de agosto, realizamos un triduo de oración a Santa Mónica, las cuales contaron con la presencia de un reducido grupo de fieles de esta comunidad”.

La Eucaristía central, se ofició este jueves 27 en horas de hora de la mañana y estuvo presidida por el Arzobispo Metropolitano de Coro, Mons. Mariano José Parra Sandoval, contó con la presencia de un pequeño grupo de fieles. Para finalizar, el párroco de Santa Mónica, puntualizó que desde sus hogares, la feligresía de esta comunidad parroquial, se mostró desbordante de devoción hacia su santa patrona, pidiendo por el cese de esta pandemia.

Prensa Arquidiócesis de Coro