Radio Guadalupana

Prensa CELAM. El sector pesquero, el diálogo convocado por el poder ejecutivo, el proceso de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional y la atención de la emergencia nacional por la propagación del COVID-19; fueron algunas de las temáticas que se abordaron en el encuentro entre el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada y el presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica; Monseñor José Manuel Garita.

En el encuentro los prelados le hicieron ver al presidente que desde antes de la pandemia, Costa Rica ya estaba sumergida en cifras lamentables en cuanto a problemáticas como el desempleo y la pobreza, pues en las últimas décadas se ha incrementado la desigualdad, por lo que ahora más que nunca se hace necesaria la reactivación económica y social.

Le enfatizamos al presidente la incertidumbre y el temor que existe y se percibe en la sociedad costarricense. Le hemos pedido un rumbo claro, para lo cual, una vez màs, insistimos en la necesidad del diálogo que necesita nuestro país, con todos los sectores, sincero y transparente, franco y directo con resultados y frutos concretos, teniendo como fin ultimo el bien común, para fortalecer el Estado Social de Derecho“. Explicaron.

Las preocupaciones

Frente al crédito del Fondo Monetario Internacional, los Obispos mostraron su preocupación sobre las formas que se emplearán para pagarlo; dejando claro que esperan que no sea a través de más impuestos que perjudiquen a la gente; en particular a los sectores más vulnerables y a quienes desean aumentar su productividad.

Por otra parte se manifestaron preocupados por la falta de proyectos leyes y directrices a favor de la familia, además de la capacitación que actualmente se ofrece a funcionarios públicos para erradicar la discriminación hacia la población sexualmente diversa. “Creemos que Dios no hace acepción de personas por tanto a nadie se le debe discriminar. Sin embargo, les preocupa el adoctrinamiento ideológico que se desea imponer a la gran mayoría”.

Finalmente agradecieron la invitación del presidente y el espacio para dialogar. Igualmente manifestaron su voluntad para continuar este proceso e hicieron un llamado a la colaboración mutua para continuar trabajando en los temas tratados.
Pedimos a Dios que le ilumine y reiteramos este llamado para que, desde todos los sectores, con verdadero respeto, manifestemos nuestras ideas y propuestas, para seguir construyendo los destinos en esta nación, en función del desarrollo integral de quienes la habitamos, consolidando así la democracia, la solidaridad, la paz y la justicia social que nos ha caracterizado“. Concluyeron.