Radio Guadalupana

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Mons. Georg Bätzing, reiteró su propuesta para que los protestantes reciban la Eucaristía, algo a lo que se ha llamado más comúnmente “intercomunión”, una propuesta que ya ha sido muy cuestionada por la Santa Sede.

“La comunidad de la fe, que ya es ecuménicamente visible en muchas formas, busca que la unidad también sea experimentada como comunidad de Eucaristía y comunión”, afirmó el Prelado alemán en un mensaje enviado este domingo 8 de noviembre al sínodo de la Iglesia Evangélica (EKD) en Alemania.

El Obispo consideró “bueno” que el documento “Juntos a la Mesa del Señor” del grupo ecuménico de trabajo “haya revitalizado el debate sobre las cuestiones abiertas en el camino” de lo que el texto llama “hospitalidad recíproca eucarística” entre católicos y protestantes.

Según informa CNA Deutsch, agencia en alemán del Grupo ACI, en su mensaje, Mons. Bätzing dijo que “continuaré los esfuerzos de la Conferencia Episcopal y también en diálogo con Roma para asegurar que este discurso intensivo se mantenga y que las conclusiones de los diálogos ecuménicos sean examinados y se actúe en consecuencia”.

La Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) en el Vaticano ya ha precisado que la propuesta del documento “Juntos a la Mesa del Señor” de septiembre de 2019 no hace justicia al entendimiento católico de la Iglesia, la Eucaristía y las órdenes sagradas.

La CDF emitió una carta el pasado 18 de septiembre, firmada por el prefecto, el Cardenal Luis Ladaria Ferrer, acompañada por una nota doctrinal en la que se explica los diversos problemas teológicos de la propuesta alemana.

“El asunto de la unidad de la Eucaristía y la Iglesia, en el que la Eucaristía presupone y genera la unidad con la comunión de la Iglesia y su fe con el Papa y los obispos, está minada en el documento mencionado” de los obispos alemanes, refiere la carta.

Mons. Bätzing ha dicho que el texto con la propuesta de la “intercomunión” será aplicado en el Congreso Ecuménico de la Iglesia que se realizará en Frankfurt en mayo de 2021.

El Cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, dijo recientemente a la revista Herder Korrespondenz que el Papa Francisco está “preocupado” por la Iglesia en Alemania y que apoya la intervención de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) en el debate de la “intercomunión”.

“No solo eso sino la situación de la Iglesia en Alemania en general”, dijo el Cardenal y recordó la extensa carta que el Santo Padre escribió a los católicos alemanes el 29 de junio de 2019.

Asimismo, el Obispo Emérito de Fulda (Alemania), Mons. Heinz-Josef Algermissen, quien se reunió con el Papa Francisco luego de la audiencia general del 7 de octubre, aseguró que el Pontífice siente una “dramática preocupación” por la Iglesia en Alemania.

El Prelado dijo que el Papa le recordó la carta que escribió a los católicos alemanes en junio de 2019, instándolos a centrarse en la evangelización. Según los informes, el Pontífice se quejó de que su mensaje había sido ignorado.

El Papa emitió la carta en medio de preocupaciones en el Vaticano sobre el “camino sinodal” de la Iglesia alemana, un evento de largo aliento que reúne a laicos y obispos para discutir cuatro temas principales: la forma en que se ejerce el poder en la Iglesia, moral sexual, el sacerdocio y el papel de la mujer.

El medio local Fuldaer Zeitung señala que el Papa le dijo a Mons. Algermissen que el “camino sinodal” estaba demasiado centrado en “cuestiones políticas”, como la posición de la mujer en la Iglesia y el celibato sacerdotal.

Mons. Algermissen dijo que el Papa lo instó “de manera muy clara y expresiva” a “asegurarse de que la carta sea recordada”.

El Obispo de 77 años dijo que donde quiera que va le preguntan: “¿Qué está pasando en Alemania?”.