Radio Guadalupana Online

La Conferencia Episcopal de Francia deploró la decisión del Consejo de Estado de rechazar un recurso que pedía reconsiderar la prohibición de celebrar Misas con fieles, una de las medidas del gobierno ante la segunda ola del COVID-19 en el país.

Los casos de coronavirus en Francia ascienden ahora a 1.829.659 casos. Los fallecidos a causa de la enfermedad son 42.207.

“Antes que nada los obispos deploran que los fieles permanezcan con la imposibilidad de asistir a Misa, cumbre de su fe y encuentro irremplazable con Dios y con sus hermanos”, indicaron los prelados en un comunicado el 7 de noviembre durante la realización de su asamblea plenaria.

Sin embargo, precisan, “el consejo permanente de la Conferencia de Obispos de Francia pide a los fieles y a los sacerdotes respetar esta decisión” del Consejo de Estado.

Los obispos de Francia presentaron un recurso contra el decreto n° 2020-1310 del 29 octubre de 2020 que establece algunas medidas para hacer frente al COVID-19, como la prohibición de las Misas con fieles, algo que “atenta contra la libertad de culto que es una de las libertades fundamentales de nuestro país”.

Entre las medidas establecidas hasta el 1 de diciembre están que los colegios permanezcan abiertos, pero no las universidades. Además será necesario un certificado para salir de casa a hacer la compra de alimentos o medicinas, ir al médico, visitar a algún familiar vulnerable, llevar los niños a la escuela o salir a caminar alrededor del propio domicilio.

En su comunicado del 7 de noviembre, los obispos explicaron que el juez del Consejo de Estado “ha recordado que la libertad de culto es una libertad fundamental y que esta se ejerce individual y colectivamente. Él ha rechazado el recurso apoyándose únicamente en un motivo sanitario”.

Los prelados explicaron que, pese al fallo, “las iglesias se mantienen abiertas porque son lugares adonde se puede ir para recogerse, rezar y adorar al Señor, así como recibir los sacramentos como el de la reconciliación”.

Tras precisar que el juez ha dado instrucciones para que las autoridades permitan que los fieles vayan a las iglesias, los obispos resaltaron que “los ministros de culto pueden seguir recibiendo a fieles y pueden encontrarlos en sus domicilios y en las instituciones donde sirven”.

Los prelados alentaron a la imaginación y la creatividad de las parroquias y comunidades en la asistencia espiritual de los fieles, así como para brindar la catequesis a los niños.

“Los obispos no olvidan a los fieles que esperan la celebración de sus bautizos, su confirmación y matrimonio”, destacaron.

Los prelados indicaron finalmente que existe la posibilidad de que el 16 de noviembre el Consejo de Estado revise la decisión que ha tomado sobre las Misas.