Radio Guadalupana

Cabimas.- Este jueves 10 de diciembre, en horas de la mañana, Monseñor Ángel Francisco Caraballo Fermín, Obispo de la Diócesis de Cabimas, en rueda de prensa con miembros del gremio periodístico local y acompañado por el Pbro. Gustavo Liscano, Administrador Parroquial de la Santa Iglesia Catedral de Cabimas, hizo público un comunicado junto al Clero Diocesano ante la celebración de las tradicionales fiestas en honor del Santo Patrono de la Costa Oriental del Lago, San Benito de Palermo.

En el comunicado, Mons. Caraballo resalta la gran devoción que ha existido en la diócesis como una realidad innegable y valiosa, pero al mismo tiempo, reconoce las circunstancias actuales que invitan a la Iglesia a actuar con mucha prudencia ante la pandemia del Covid-19, que ha cobrado la vida de muchos venezolanos, y que, de forma particular, en el Zulia el número de casos ha aumentado aceleradamente en los últimos días.

Después de un profundo discernimiento, movidos por el amor a Dios y al Pueblo que les ha sido encomendado, se comunicaron algunas decisiones en cuanto a las celebraciones públicas del Santo. En todas las parroquias de la Diócesis de Cabimas, los párrocos celebrarán la Eucaristía, observando las estrictas normas de bioseguridad, a fin de que los fieles puedan venerar a San Benito; por este año, debido a los motivos mencionados, no se realizará la tradicional procesión, ni habrá caravanas, para evitar aglomeraciones de personas, principal causa de contagio en la población. Se les pide a los sacerdotes transmitir por redes sociales ese día la Santa Misa.

Informa el texto, que se proporcionará un Subsidio Litúrgico para que los devotos y seguidores recen al Santo, conozcan su vida y se animen a imitarlo. A tenor del canon 1194 del Código de Derecho Canónico, para preservar el bien sagrado de la vida humana, los devotos quedan dispensados de cumplir, este año, las promesas hechas a San Benito; y se invita a la población, a imitación de San Benito de Palermo, a donar alimentos, ropas y medicinas para ser distribuidos entre los más necesitados.

El obispo de Cabimas, aclaró que ante algunas posibles manifestaciones unilaterales de algunos devotos que decidan celebrar al Santo, la Iglesia no puede hacerse responsable por las consecuencias de dichos hechos. En cambio, invitó a los fieles apostar por la racionalidad y la recta devoción a San Benito, y el amor al prójimo.

Finalmente, Monseñor Ángel Caraballo, se despidió impartiendo a través de esta misiva su bendición al Pueblo de Dios, asegurando sus oraciones en este tiempo de especial contingencia sanitaria.

Prensa CEV
Nota de prensa Diócesis de Cabimas
10 de diciembre de 2020