Radio Guadalupana

A través de un decreto oficial emitido por la Cancillería del Gobierno Superior Eclesiástico de la Arquidiócesis Metropolitana de Coro, se informó del deceso del presbítero Carlos Luis Arellanes Reyes, la noche de este 14 de enero, debido a complicaciones de salud por COVID-19.

El sacerdote, se contagió de coronavirus COVID-19, presentó complicaciones y tuvo que ser internado en el Hospital Universitario de Coro “Dr. Alfredo Van Grieken”, donde luego de varios días, este 14 de enero del 2021, siendo las 11.40 p.m., el estimado padre “Carlucho”, como era conocido por la feligresía y sus amistades, descansó en la Paz del Señor.

El padre Carlos Arellanes, era oriundo de San José de Seque, fue ordenado presbítero el 2 de noviembre de 1999, en la Catedral Basílica Santa Ana; pertenecía al clero de la Arquidiócesis de Coro, del cual se destacó por su alegría, entusiasmo y espontaneidad.

Arellanes, desempeñaba su labor evangelizadora como párroco de la parroquia Santo Niño Jesús de Coro, sin embargo, fue inmensamente apreciado por las comunidades del este del estado Falcón, en cuyas parroquias ejerció su Ministerio por muchos años.

Ante esta lamentable perdida, el Arzobispo Metropolitano de Coro, Excmo. Mons. Mariano José Parra Sandoval, ha decretado nueve días de duelo, en todas las parroquias que integran esta instancia eclesial. Asimismo, se detalló que, no se realizaran actos velatorios a causa de las restricciones por el motivo de muerte y conforme a la voluntad del padre “Carlucho”, la sepultura se llevará a cabo en su pueblo natal, San José de Seque.

«Considerando que el presbítero Carlos Luis Arellanes Reyes, gozó del aprecio, respeto y estima del presbiterio de la Arquidiócesis de Coro, y de todo los que le conocimos por su calidez humana y su disposición de servicio…

Considerando que el 14 de enero del 2021, siendo las 11:40 p.m., nuestro hermano Carlos Luis Arellanes descansó en la Paz del Señor, decreto nueve días de duelo en la Arquidiócesis de Coro, en todas las parroquias se ofrezca el novenario de misas por el eterno descanso de su alma…»

Según las últimas estadísticas de ACI Prensa, en Latinoamérica se reportan un total de 128 sacerdotes fallecidos a causa de Coronavirus, sin embargo, este sería el primer reporte de deceso de un sacerdote en Falcón a causa de este virus.

La Arquidiócesis Metropolitana de Coro, extiende su agradecimiento a todos los fieles, amistades e instituciones por su cariño y apoyo para el presbítero Carlos Arellanes durante sus últimas semanas. Imploramos al Señor, a Nuestra Señora de Guadalupe, la Virgen del Valle y San José, lo reciban con una fiesta en el cielo, junto a sus Santos y elegidos.

El hombre de Dios, el sacerdote, el amigo, el extraordinario ser humano que fue para todos, para siempre.

A continuación, Decreto emitido por el Gobierno Superior Eclesiástico de la Arquidiócesis de Coro.

Prensa Arquidiócesis de Coro

15 de enero del 2020