Radio Guadalupana

En el Año de San José, la organización Misión Fátima Argentina impulsa un camino de preparación y consagración al santo custodio, basado en el libro del P. Donald Calloway, sacerdote de la Congregación de Clérigos Marianos.

Desde el 15 de febrero el P. Diego Maximino, clérigo mariano, guiará la meditación diaria en base al libro escrito por el P. Calloway titulado “Las maravillas de nuestro padre espiritual”.

El libro que es fruto de tres años de investigación y oración contiene eventos milagrosos atribuidos a la intercesión de San José, oraciones como las Letanías de San José, de santos y guías para los que dirigen grupos pequeños de consagración.

Cada día, el P. Maximino publicará un video en el canal de Youtube de los padres marianos, hasta el 19 de marzo, fiesta de San José.

Además, las personas pueden unirse a distintas plataformas como Whatsapp, Telegram y Signal para recibir las oraciones e informaciones.

Este tiempo de dedicación a San José, patrono de Misión Fátima Argentina, es una “acción de gracias porque nos ha acompañado tan bien, nos ha guiado tan bien, ha abierto tantas puertas y disipado tantas dificultades”, explicó Flavia Viscarra de Misión Fátima Argentina.

“Quién mejor que San José para cuidar esta misión y fortalecerla, él quien cuidó y custodió a María y Jesús”

“Todo lo hizo desde el silencio. Como misioneros quisimos hacer lo mismo, no aparecer nosotros sino la Virgen y su Hijo y su llamado de oración y conversión”, dijo Viscarra a ACI Prensa.

El libro del P. Calloway explica que si alguien ya se ha consagrado a la Santísima Virgen María y desea consagrarse a San José también es posible.

“Dios desea que todos los niños estén comprometidos con el amor y el cuidado de una madre y un padre. No es miembro de una familia espiritual monoparental”, describe el libro.

“María es tu madre espiritual y San José es tu padre espiritual. La paternidad espiritual de San José es extremadamente importante para su crecimiento espiritual. La consagración total a María no disminuye con la consagración total a San José”. 

“¡María quiere que te consagres a San José! Todo lo que le has dado a Jesús y María también se lo puede dar a San José. Estar en paz. Los Corazones de Jesús, María y San José son uno”.

Misión Fátima Argentina espera que muchas personas se sumen a esta iniciativa para “caminar y llegar juntos” a la fiesta de San José.

“Que San José nos proteja, nos una y custodie nuestro corazón para que lleguemos dóciles y puros al Inmaculado Corazón de María y al Sagrado Corazón de Jesús”, concluyó Viscarra.