Radio Guadalupana Online

Ante el hecho de un supuesto milagro por intercesión del Venerable José Gregorio Hernández a un paciente de la Clínica La Guadalupe en días pasados, Monseñor Mariano José Parra Sandoval, Arzobispo Metropolitano de Coro, asignó al Pbro. Afidio Caldera, miembro del tribunal eclesiástico, para realizar las averiguaciones pertinentes con el fin avalar o descartar esta sanación inesperada adjudicada al médico de los pobres.

La noticia de este supuesto milagro se hizo viral en las redes sociales y circuló entre la sociedad coriana el hecho de que un paciente de origen árabe, fue internado en este centro asistencial con una condición cardiológica crítica, atendido por la dra. Adoración Medina, quien resulta ser la testigo principal de este hecho milagroso, en el que, luego de permanecer en estado crítico, el paciente se recupera inesperadamente. El beneficiado agradecía a un hombre de vestidura médica de color blanco y con bigotes el haberle asistido y decirle que él sería sanado, por lo que la dra. Medina asocia esta descripción con la figura física de José Gregorio Hernández y, para comprobarlo, muestra una imagen de éste al paciente, quien afirmó haber sido el médico que lo asistió.

Por este acontecimiento y dadas las emociones de cara a la beatificación del Siervo de Dios, Mons. Mariano Parra, decidió abrir una investigación de acuerdo a los procedimientos que estable la Iglesia para determinar si esta sanación se concibe como un milagro y si fue bajo la intercesión de José Gregorio Hernández, aclarando que la Santa Sede es muy estricta con dichos procedimientos, por lo que enfatizó que se debe comprobar que no existe ninguna explicación científica de este hecho para recibir la denominación de “Milagro”.

Las investigaciones giran en torno a entrevistas con los principales testigos y el paciente, a su vez, la doctora que atendió el caso debe presentar documentación que muestre el antes y el después del estado de salud del paciente y su evolución inesperada, versión que debe ser avalada por especialistas en estos casos médicos, y luego de recabar toda la información, ésta se presentaría ante la Comisión de la causa para los santos en Venezuela, la cual funciona en la ciudad de Caracas.

El Prelado también aclaró que, de comprobarse la veracidad del milagro, es casi probable que no aplique para una posible canonización de José Gregorio Hernández, pues según lo establecido por la Congregación para la causa de los santos, el milagro debe ocurrir luego de que oficialmente el postulado haya sido beatificado, quedando descartada esta teoría, ya que este hecho ha ocurrido precisamente dos semanas antes de que el primer laico venezolano sea elevado a los altares.

En virtud de este acontecimiento, el Arzobispo de Coro exhortó a los fieles devotos del médico de los pobres a mantener la fe y seguir fomentando esta correcta devoción a quien entregó su vida por los más necesitados a través de la medicina, siguiendo su ejemplo de santidad y orando para que próximamente puedan celebrar juntos la canonización de este insigne venezolano y así pueda ser venerado en todo el mundo, según lo establecido por la Santa Sede.  

Prensa Arquidiócesis de Coro