Radio Guadalupana

En la mañana de este 01 de mayo, llegó a la Arquidiócesis de Coro la reliquia de primer orden del Beato José Gregorio Hernández, la cual fue recibida por fieles y autoridades eclesiales y civiles de esta jurisdicción eclesiástica de la mano de Monseñor Mariano José Parra Sandoval, Arzobispo Metropolitano de Coro, en la población de Boca de Aroa.

Con un sistema de seguridad que garantizó el orden en medio de este acto solemne, fue recibida la reliquia del primer laico venezolano en ser elevado a los altares, la cual reposará a partir de este domingo 02 de mayo en el santuario que será elevado canónicamente en su honor y desde el que se fomentará la correcta devoción al Beato José Gregorio Hernández, como lo ha pedido el Cardenal Baltazar Porras Cardozo, Administrador Apostólico de Caracas, Arzobispo Metropolitano de Mérida y miembro de la comisión postuladora de la causa para la beatificación del médico de los pobres.

Como parte del cronograma de actividades para este día, se procedió al recorrido de más de 200.8 km por las zonas pastorales del este de la Arquidiócesis rumbo al Santuario Mariano Ntra. Sra. de Guadalupe de El Carrizal, en el que finalmente reposó la reliquia, para emprender un nuevo recorrido hoy domingo por las zonas del centro y continuar con lo planificado para estas fiestas en honor al nuevo Beato.

Entre las paradas de mayor significación estuvieron la del Hospital “Lino Arévalo” de Tucacas en la que junto a los fieles y toda la comisión presente se oró por los enfermos y el personal de salud que labora en este centro asistencial, principalmente por aquellos que padecen a causa de COVID-19, pidiendo la intercesión del Beato para la pronta sanación de todos los afectados, así mismo, la parada en la población de Yaracal en la que se vivió un clima de espiritualidad y alegría por recibir la reliquia de primer orden de este cristiano ejemplar, de la misma forma, en la parada de Puerto Cumarebo en la que se sumaron parte de los fieles del Santuario Electo, para dar la bienvenida a este signo de amor y esperanza al pueblo coriano.

En su intervención a los medios, Monseñor Mariano Parra manifestó su alegría por el emotivo momento que vivió en la beatificación del médico de los pobres y también al hacer entrega de la reliquia a la feligresía coriana, por lo que expresó: “José Gregorio es un ejemplo de un hombre que se entregó por entero al servicio de Dios y de la Iglesia, pero también se entregó al servicio del pueblo, entonces el hecho que sea Beato implica que el pueblo debe ver en él un modelo de cómo entregase al servicio a los más necesitados” resaltando, de la misma manera, la importancia de vivir estas celebraciones respetando las medidas de bioseguridad para preservar la salud de todos.

La reliquia que reposará desde entonces para la veneración y devoción del Beato José Gregorio Hernández, es parte de su osamenta física y de ahí su denominación de primer orden, lo que le da mayor relevancia y significación para sus fieles devotos y para las autoridades eclesiales, quienes, por este motivo, han preparado un despliegue de seguridad, organización logística y cobertura comunicacional para anunciar que parte de este hombre insigne, amado por toda Venezuela, ya está en tierras corianas.

Prensa Arquidiócesis de Coro