Radio Guadalupana

En la mañana de este domingo 02 de mayo, desde la Basílica Menor Ntra. Sra. de Guadalupe de El Carrizal rumbo al Santuario Arquidiocesano Beato José Gregorio Hernández, salió la reliquia de primer orden de este insigne hombre, custodiada por efectivos de seguridad del estado.

Entre alabanzas y oraciones esta reliquia, parte de la osamenta del médico de los pobres, recorrió la ciudad de Coro en una significativa ruta de la fe, dirigida por el Pbro. Carlos Reyes, vicario de pastoral de la Arquidiócesis, en la que los devotos de las diferentes parroquias de las zonas pastorales del centro pudieron encontrarse con el Beato más querido por los venezolanos, quienes dedicaron poemas, súplicas y canciones como una manera de agradecer los innumerables favores concedidos por este cristiano ejemplar con grado de santidad.

La primera parada se realizó en la parroquia San Agustín de Hipona en la Urb. Las Calderas, y desde allí se desplazó por el resto de las jurisdicciones parroquiales de las zonas Virgen de Guadalupe, Santa Ana y Buen Pastor, haciendo una parada especial en la sede de Cáritas Coro, en la que se encontraban reunidos personas en condición de vulnerabilidad, quienes habían sido invitados a recibir la reliquia, por ser ellos los principales beneficiados por la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Coro y como realce del ejemplo de servicio del médico de los pobres.

Otras de las paradas de mayor significación fue la del Hospital Universitario “Alfredo Van Grieken” de Coro, en la que se pidió la intercesión del Beato José Gregorio Hernández por la sanación de los enfermos hospitalizados en este centro asistencial, principalmente por aquellos contagiados de COVID-19, además de orar por el personal de salud que le hace frente a esta pandemia, ante lo que el Secretario de Salud del estado Falcón, Dr. Jesús Oteicochea, expresó: “Hemos elevado una oración y una petición a nuestro Beato José Gregorio Hernández, entendiendo toda su humildad y vocación como médico y profesional, para que interceda y pueda sanar a quienes están en estas condiciones” relatando también que la cualidad que más valora del Beato es su humildad para con el más necesitado.

Este recorrido espiritual cargado de expresiones fe, lágrimas, amor y esperanza de todo un pueblo que anheló por décadas enteras recibir esta noticia, culminó en horas de la tarde en la parroquia Nra. Sra. de la Merced de Coro, la cual fue elevada canónicamente a Santuario Arquidiocesano en honor al Beato José Gregorio Hernández, por decreto de Monseñor Mariano José Parra Sandoval, Arzobispo Metropolitano de Coro, en medio de una celebración eucarística efectuada a las afueras del templo, bajo estrictas medidas de bioseguridad.

Prensa Arquidiócesis de Coro