Radio Guadalupana

Caracas.- El 04 de octubre de 2021, inició la Campaña Abrazo en Familia con el lema “¡Familia, sé testigo del amor y la esperanza!”. El Departamento de Familia e Infancia del Secretariado Permanente del Episcopado Venezolano invita a participar en el camino preparatorio para esta celebración, que consta de un itinerario formativo elaborado para la promoción de valores cristianos en el hogar.

En 1990, La Conferencia Episcopal Venezolana, por iniciativa del Departamento de Familia e Infancia, dedica un día para promover la unión familiar, cuya celebración se realiza cada año el segundo domingo de noviembre. “Día del abrazo en familia” fue el lema escogido aquél año, y tal fue su impacto que la campaña comenzó a llamarse de esta manera.

El objetivo del Día del Abrazo en Familia, es reforzar los lazos afectivos entre los miembros de la familia y promover la comunicación, la cooperación y el respeto. En este día, y durante la semana previa a la celebración, se promueven actividades formativas partiendo del itinerario temático elaborado en función del tema escogido; se realizan actividades que inviten a la reflexión y se busca reforzar los lazos de los consanguíneos, con la finalidad de fortalecer a la familia como fundamento y primer núcleo de toda sociedad.

Durante los últimos 30 años, la Campaña Abrazo en Familia ha abordado numerosos temas: «¿Dónde estás Papá?» (1991), “¿Qué esperas? Reconstruye tu familia con afecto” (1992, Conmemoración del V Centenario de Evangelización en América); “La familia tiene sus derechos”  (1993), “Fortalece a tu familia” (1994, Año Internacional de la Familia); “Por el amor a la vida, defendamos la familia” (1995, Año por la vida y visita del Papa Juan Pablo II a Venezuela); “Familia, pequeña Iglesia” (1996); “La familia: don y compromiso, esperanza de la humanidad” (1997); “Familia, vive tus valores” (1998); “La familia hacia el tercer milenio” (1999).

“Los hijos, hijos, primavera de la familia y de la sociedad» fue el tema en el año 2000. “No permitas que la violencia se convierta en algo familiar” (2001); «Ataca el problema. No a la persona» (2002); «La paz comienza en casa» (2003); “Solidaridad familiar tarea para hoy» (2004); En familia ganamos todos» (2005); «La familia, lo primero y lo principal» (2006); “»El Respeto, centro de la armonía familiar» (2007); «Familia, formadora de valores humanos y cristianos» (2008, VI Encuentro Mundial de las Familias); «Familia, sé discípula misionera». (2009, Misión Continental en Venezuela) y en 2010, «Familia, abre tu corazón al diálogo y a la reconciliación». 

En al año 2011 el lema fue “Familia, en tus manos está el presente y el futuro de la sociedad”; “Mi familia: constructora de paz” (2012); “La familia, esperanza de la sociedad” (2013); “Diálogo, perdón y reconciliación: caminos para alcanzar la paz” (2014); “Celebrando en familia la alegría del Evangelio” (2015); “La alegría del amor nace en la familia” (2016); “El Evangelio de la familia siempre es alegría para todos” (2017); “La familia, lugar de alegría y esperanza” (2018); “La familia constructora de una nueva sociedad” (2019) y “El hogar, un lugar seguro para la familia” (2020).

El lema para el año 2021, “Familia, sé testigo del amor y la esperanza”, desea “motivar e interesar a las familias venezolanas a ser testigos del amor y la esperanza, a pesar de tantas vicisitudes e invitarlas a convertir sus hogares en pequeñas iglesias domésticas”, tal como lo indica el Pbro. Juan Lara en su mensaje introductorio dispuesto en la Guía del Facilitador, a través de 6 temas formativos que brindarán herramientas para el fortalecimiento de los vínculos familiares: «La belleza de la vida, regalo del Señor»; «San José, Padre de Jesús ilumina al hombre de hoy»; «Los hijos don de Dios, compromiso del amor»; «Abuelos, memoria y riqueza de la familia»; «Cuando el duelo llega a la familia» y «Mi familia, pequeña Iglesia doméstica».

La celebración del Abrazo en Familia pretende consolidar los valores de respeto, amor y fraternidad entre los miembros de la misma, pues el abrazo va más allá de las palabras y se hace sentir. “Ofrecer un abrazo”, explican desde el Departamento de Familia e Infancia, “es una acción terapéutica, capaz de aliviar las dolencias físicas, psicológicas y espirituales; un acto sanador, más aún cuando viene de seres queridos. Con el abrazo, se cultiva el amor desde la sencillez y la humildad, en un gesto de amor que implica donación y entrega”.

Prensa CEV

07 de octubre de 2021