Radio Guadalupana

Comienza el octavario de oración por la unidad de todos los cristianos, que son convocados a compartir sus oraciones y demás iniciativas ecuménicas del 18 al 25 de enero. Este año iluminado por la cita bíblica: “hemos visto aparecer su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo” (Mt 2, 2)

La oración es el puente que une al hombre con Dios, y también es compartir con todos los cristianos el deseo de hablarle al creador y suplicarle por la unidad de quienes creemos en Él. Por ello cada año nos unimos a la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.

Anualmente, este octavario de oración se efectúa del 18 al 25 de enero promovido por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias.

Sin embargo, se invita a que a lo largo del todo el año a través de la oración se pueda expresar el grado de comunión que las Iglesias ya han alcanzado, de manera especial los días en torno a Pentecostés.

Hemos visto una estrella”

En esta oportunidad la cita bíblica que une a los cristianos en la oración para alcanzar la plena unidad es: “hemos visto aparecer su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo” (Mt 2, 2)

Es del Evangelio que nos recuerda el nacimiento de Jesús en Belén, y el camino que hicieron los Magos que representan diversidad en sus creencias, pero juntos caminan reconocimiento del único Salvador.

Esto es hoy una invitación para todos los cristianos seguir la estrella para adorar a quien les une, no solo en la oración sino muchos otros aspectos.

La experiencia de los Magos

El pasado domingo en el Ángelus el Papa Francisco, exhortó a que, durante esta semana de oración, “nos veamos reflejados en la experiencia de los Magos, venidos de Oriente a Belén para honorar al Rey Mesías. También nosotros los cristianos, en la diversidad de nuestras confesiones y tradiciones, somos peregrinos en camino hacia la plena unidad, y nos acercamos más a la meta cuanto más mantenemos fija la mirada en Jesús, nuestro único Señor. Durante la Semana de Oración, ofrezcamos nuestras fatigas y nuestros sufrimientos por la unidad de los cristianos”.

La unidad que Dios trae consigo

En la introducción teológico-pastoral de los textos preparados para guiar la oración en las comunidades, explican que “los Magos manifiestan la unidad de todos los pueblos deseada por Dios. Viajan desde países lejanos, y representan diversas culturas, impulsados por la misma hambre de ver y conocer al rey recién nacido, y juntándose en la pequeña casa de Belén, adoran con sencillez y ofrecen sus regalos. Los cristianos están llamados a ser una señal ante el mundo de la unidad que Dios trae consigo. Procedentes de diferentes culturas, razas y lenguas, los cristianos comparten una misma búsqueda de Cristo y un deseo común de adorarlo. La misión del pueblo cristiano es, por tanto, la de ser un signo, como la estrella, que guíe el anhelo de Dios de toda la humanidad hacia Cristo, y convertirse en mediación para que Dios lleve a cabo la unidad de todos los pueblos”.

Historia

Datos publicados por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos sugieren que ya desde 1740 algunos movimientos se reunían para hacer oración por todas las Iglesias, a la que se fueron sumando diversas denominaciones religiosas. Y en 1984 el Papa León XIII anima a la práctica de un Octavario de Oración por la Unidad. Pero la primera celebración del «Octavario por la Unidad de la Iglesia» se realizó en 1908.

En 1964 se vivió un hecho histórico, en Jerusalén el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras rezaron juntos la oración de Cristo “que todos sean uno” (Jn 17).

Concilio Vaticano II

El Concilio Vaticano II en su Decreto UNITATIS REDINTEGRATIO sobre el ecumenismo, llama “ecumenismo espiritual” a la conversión de corazón, santidad de vida, y oración por la unidad de los cristianos. Motivando la oración de todos, convocados por Cristo a la unidad.

“Tales preces comunes son un medio muy eficaz para impetrar la gracia de la unidad y la expresión genuina de los vínculos con que están unidos los católicos con los hermanos separados: Pues donde hay dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». (8).

MENU

Seleccione su idioma

Buscar

BUSCARAllegro vivacissimo – Allegro maestoso assai ParrillaPodcast

Protomonasterio de Santa María en Jerusalén, Clarisas Capuchinas
Protomonasterio de Santa María en Jerusalén, Clarisas Capuchinas

VATICANO

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos: “venimos a adorarlo”

Comienza el octavario de oración por la unidad de todos los cristianos, que son convocados a compartir sus oraciones y demás iniciativas ecuménicas del 18 al 25 de enero. Este año iluminado por la cita bíblica: “hemos visto aparecer su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo” (Mt 2, 2)

Johan Pacheco – Vatican News

La oración es el puente que une al hombre con Dios, y también es compartir con todos los cristianos el deseo de hablarle al creador y suplicarle por la unidad de quienes creemos en Él. Por ello cada año nos unimos a la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.

Anualmente, este octavario de oración se efectúa del 18 al 25 de enero promovido por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias.

Sin embargo, se invita a que a lo largo del todo el año a través de la oración se pueda expresar el grado de comunión que las Iglesias ya han alcanzado, de manera especial los días en torno a Pentecostés.

“Hemos visto una estrella”

En esta oportunidad la cita bíblica que une a los cristianos en la oración para alcanzar la plena unidad es: “hemos visto aparecer su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo” (Mt 2, 2)

Es del Evangelio que nos recuerda el nacimiento de Jesús en Belén, y el camino que hicieron los Magos que representan diversidad en sus creencias, pero juntos caminan reconocimiento del único Salvador.

Esto es hoy una invitación para todos los cristianos seguir la estrella para adorar a quien les une, no solo en la oración sino muchos otros aspectos.

La experiencia de los Magos

El pasado domingo en el Ángelus el Papa Francisco, exhortó a que, durante esta semana de oración, “nos veamos reflejados en la experiencia de los Magos, venidos de Oriente a Belén para honorar al Rey Mesías. También nosotros los cristianos, en la diversidad de nuestras confesiones y tradiciones, somos peregrinos en camino hacia la plena unidad, y nos acercamos más a la meta cuanto más mantenemos fija la mirada en Jesús, nuestro único Señor. Durante la Semana de Oración, ofrezcamos nuestras fatigas y nuestros sufrimientos por la unidad de los cristianos”.

La unidad que Dios trae consigo

En la introducción teológico-pastoral de los textos preparados para guiar la oración en las comunidades, explican que “los Magos manifiestan la unidad de todos los pueblos deseada por Dios. Viajan desde países lejanos, y representan diversas culturas, impulsados por la misma hambre de ver y conocer al rey recién nacido, y juntándose en la pequeña casa de Belén, adoran con sencillez y ofrecen sus regalos. Los cristianos están llamados a ser una señal ante el mundo de la unidad que Dios trae consigo. Procedentes de diferentes culturas, razas y lenguas, los cristianos comparten una misma búsqueda de Cristo y un deseo común de adorarlo. La misión del pueblo cristiano es, por tanto, la de ser un signo, como la estrella, que guíe el anhelo de Dios de toda la humanidad hacia Cristo, y convertirse en mediación para que Dios lleve a cabo la unidad de todos los pueblos”.

Historia

Datos publicados por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos sugieren que ya desde 1740 algunos movimientos se reunían para hacer oración por todas las Iglesias, a la que se fueron sumando diversas denominaciones religiosas. Y en 1984 el Papa León XIII anima a la práctica de un Octavario de Oración por la Unidad. Pero la primera celebración del «Octavario por la Unidad de la Iglesia» se realizó en 1908.

En 1964 se vivió un hecho histórico, en Jerusalén el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras rezaron juntos la oración de Cristo “que todos sean uno” (Jn 17).

Concilio Vaticano II

El Concilio Vaticano II en su Decreto UNITATIS REDINTEGRATIO sobre el ecumenismo, llama “ecumenismo espiritual” a la conversión de corazón, santidad de vida, y oración por la unidad de los cristianos. Motivando la oración de todos, convocados por Cristo a la unidad.

“Tales preces comunes son un medio muy eficaz para impetrar la gracia de la unidad y la expresión genuina de los vínculos con que están unidos los católicos con los hermanos separados: Pues donde hay dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». (8)

Oración desde el Sínodo

En el mismo sentido, de seguir “caminando juntos”, en medio del Sínodo que ha iniciado la Iglesia Católica, la Secretaría General del Sínodo de los Obispos y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos han publicado una oración:

Padre celestial,

como los Reyes Magos fueron a Belén guiados por la estrella,

que tu luz celestial guíe también a la Iglesia católica durante este tiempo sinodal,

para que camine junto con todos los cristianos.

Como los Reyes Magos estaban unidos en su adoración a Cristo,

acércanos a tu Hijo, para que estando más cerca unos de otros,

seamos un signo de la unidad que deseas para tu Iglesia y para toda la creación.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Amén.

También está a disposición un material con el guion para celebración del octavario, con las oraciones, lecturas, meditaciones, y cantos para todos los días. Que las diversas Iglesias y comunidades puedan adaptar a sus costumbres y modos de oración particular.

Así mismo muchos otros recursos están disponibles en la web http://www.christianunity.va/content/unitacristiani/it.html

Clausura

El próximo martes 25 de enero el Papa Francisco presidirá las Vísperas Solemnes en la Basílica de San Pablo Extramuros para cerrar la Semana de oración por la unidad de los cristianos.

Todos desde nuestra condición como hijos de Dios, estamos comprometidos con la oración y también ser signo visible para que otros también hagan el camino que los lleve al encuentro con Dios. Oremos por a la unidad de los cristianos, en la fe, la esperanza y la caridad.  

Johan Pacheco – Vatican News

18 de enero de 2022