Radio Guadalupana Online

El Papa Francisco envió ayuda económica a los afectados por el fuerte terremoto que tuvo lugar en gran parte de Turquía y Siria el pasado 6 de febrero y que dejó más de 40 mil fallecidos.

A través del Dicasterio de la Caridad, el Santo Padre mandó una primera ayuda económica a la población de Siria para que pueda hacer frente a las devastadoras consecuencias del terremoto. Una tragedia que se suma a las continuas guerras que azotan el país.

Además, la Limosnería Apostólica enviará 10 mil camisetas térmicas que serán entregadas en un campo de refugiados en Alejandreta, ciudad de Turquía gravemente afectada por el seísmo. 

Junto con estas camisetas que protegerán del frío a las miles de personas que se han quedado sin hogar, el gobierno italiano y otras organizaciones enviarán también ayuda a los afectados en un barco que zarpa este miércoles 15 de enero desde la ciudad italiana de Nápoles con destino al campo de refugiados de Kilis.

Debido a la guerra en Siria, este campo de refugiados, que se encuentra a 60 km de la ciudad siria de Alepo, se ha ampliado para acoger a unos 60.000 refugiados que huyen de la violencia de su país.

Desde que este grave terremoto de magnitud 7.8 sacudió gran parte del sur de Turquía y el norte de Siria, el Papa Francisco ha mostrado su cercanía a las víctimas y hecho un llamado a la ayuda internacional. 

En el Ángelus del pasado domingo, el Santo Padre aseguró haber visto con gran tristeza las imágenes desoladoras que llegan desde ambos países y aseguró que sigue rezando por todas las familias y personas víctimas de esta inmensa tragedia.

Fuente: Aciprensa