Radio Guadalupana Online

En la Audiencia General de este miércoles, 15 de febrero, el Santo Padre lanzó un nuevo llamamiento por «la querida población» de Europa del Este, que todavía está atormentada por el conflicto que estalló el 24 de febrero de 2022.

Un suspiro, un aplauso y un deseo. Intercaladas con este ritmo dictado por el corazón están las palabras pronunciadas por el Papa Francisco en la Audiencia General, de este miércoles 15 de febrero, después de la catequesis, por el pueblo ucraniano que vive cada día el drama de la guerra desde hace casi un año:

“No olvidemos al querido y atormentado pueblo de Ucrania, rezando para que pronto pueda terminar su cruel sufrimiento”

Una nueva exhortación a silenciar las armas que se suma a los numerosos llamamientos lanzados por el Papa Francisco durante estos doce meses. En el Ángelus del domingo pasado, el Papa había expresado una esperanza: «Que el Señor -había dicho- abra caminos de paz y dé a los responsables el valor de seguirlos». También en la Audiencia General del 8 de febrero, el Papa había recordado el sufrimiento del pueblo ucraniano: «con este frío, sin luz, sin calefacción y en guerra».

ONU: se necesitan 5,6 millones de dólares

Mientras tanto, en Ucrania crece la alarma ante la inminencia de una nueva ofensiva rusa a gran escala. Según fuentes de prensa, Moscú ha empezado a desplegar buques y submarinos con armas nucleares tácticas en el mar Báltico y está concentrando cazas en la frontera. Por último, las Naciones Unidas hizo un llamamiento para recaudar 5,6 millones de dólares en ayuda humanitaria en 2023 para Ucrania, con el fin de aliviar la difícil situación de millones de personas afectadas por el conflicto. «Casi un año después, la guerra sigue causando diariamente muertes, destrucción y desplazamientos (de personas, ndr) a una escala asombrosa», declaró en un comunicado el jefe de la ayuda humanitaria de la ONU, Martin Griffiths.

Fuente: Vatican News

15 febrero 2023