Radio Guadalupana Online

Este jueves 23 de febrero, el Papa Francisco autorizó la beatificación de la religiosa italiana Elisabetta Martínez, fundadora de la Congregación de las Hijas de Santa María de Leuca, y la declaración de cinco nuevos Venerables.

Tras la audiencia concedida al Cardenal Marcello Semeraro, prefecto del Dicasterio para las Causas de los Santos, el Papa Francisco autorizó la promulgación del decreto de un milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios Elisabetta Martínez.

Asimismo, reconoció las virtudes heroicas de cinco Siervos de Dios que se convierten en Venerables: el sacerdote brasileño Aloísio Sebastião Boeing; la religiosa italiana Maria Margherita Lussana; la laica italiana Albertina Violi Zirondoli; la hermana española Francisca Ana María Alcover Morell y el sacerdote italiano José de San Elpidio.

Una nueva Beata italiana

Después de que el Santo Padre reconociera el milagro atribuido a su intercesión, la religiosa Elisabetta Martínez será proclamada Beata en una próxima ceremonia.

Esta religiosa nació en Galatina, en Lecce (Italia), el 25 de marzo de 1905 e ingresó en 1930 a la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor. 

Debido a una enfermedad pulmonar se vio obligada a abandonar dicha Congregación y posteriormente fundó a las Hijas de Santa María de Leuca, dedicadas a la formación de las adolescentes, la educación de la primera infancia, la atención a las madres solteras y el servicio parroquial.

Murió en Roma en 1991, y el milagro que se le reconoció fue la curación de un bebé en el vientre materno gravemente enfermo.

Según informó Vatican News, al bebé le diagnosticaron un “retraso gravísimo del crecimiento fetal intrauterino asociado a parálisis cerebral”. Ante esta situación, la Superiora General de la Congregación de las Hijas de Santa María de Leuca inició una novena de oración en las distintas comunidades para pedir un milagro por intercesión de la fundadora.

Las oraciones continuaron durante todo el embarazo de la madre italiana y el bebé nació el 19 de marzo de 2018 totalmente sano. 

Cinco nuevos Venerables

El capuchino italiano Giuseppe di Sant’Elpidio

Entre los nuevos Venerables se encuentra el capuchino Giuseppe di Sant’Elpidio, bautizado como Giulio Bocci. Nació el 15 de marzo de 1885 en Sant’ Elpidio a Mare, Italia.

Entregó su vida a Dios viviendo en la pobreza y el espíritu de sacrificio. Se comprometió especialmente con el ministerio de la Confesión, la dirección espiritual y la promoción de las vocaciones sacerdotales y religiosas. 

Fundó la Obra de las Vocaciones en 1932 y reunió a diferentes grupos de mujeres dedicadas a la oración y al apoyo de las vocaciones. De estas reuniones nacieron en 1943 las Hermanas Franciscanas de las Vocaciones (hoy Voluntarias Franciscanas por las Vocaciones). Murió en 1974.

El sacerdote brasileño Aloísio Sebastião Boeing

El P. Aloísio Sebastião Boeing centró su apostolado en la ayuda y entrega a las personas necesitadas. 

Nació en Vargem do Cedro, en Santa Catarina (Brasil), el 24 de diciembre de 1913. Pertenecía a una familia alemana católica y fue ordenado sacerdote en Taubaté (São Paulo) el 1 de diciembre de 1940. 

En 1954 inició la construcción del noviciado de Nossa Senhora de Fátima, en Jaraguá do Sul (Santa Catarina). Fue también director espiritual y destacó por su humildad y caridad sobre todo hacia los más pobres. Falleció el 17 de abril de 2006. 

La religiosa italiana Maria Margherita Lussana

Nació en Seriate, en Bérgamo (Italia), el 14 de noviembre de 1852.

En 1888 ingresó a la Congregación de las Hijas del Sagrado Corazón de Jesús y posteriormente al Instituto de las Ursulinas de Somasca. 

En 1893 fundó la Congregación de las Ursulinas del Sagrado Corazón de Jesús. Se dedicó sobre todo al cuidado de niños pobres, jóvenes y mujeres, y fue el ejemplo de una vida austera y de renuncia de los bienes materiales que había conocido en su juventud. Falleció en su ciudad natal el 27 de febrero de 1935.

La hermana española Francisca Ana María Alcover Morell

Esta nueva Venerable española nació el 19 de octubre de 1912 en Sóller (Mallorca, España).

Se le recuerda especialmente por su apostolado entre los jóvenes y su gran espíritu de servicio. 

Fue poeta y colaboró con un perdiódico de su ciudad. Tuvo un fuerte compromiso con la educación y la formación de adolescentes. 

Según recoge Vatican News, tenía un amor incondicional a Dios y padeció un tumor cerebral, que aceptó con realismo y paciencia. Murió en 1951 en Sóller, debido a su enfermedad, que le impedía ver y moverse.

La laica italiana Albertina Violi Zirondoli

Albertina Violi Zirondoli nació el 1 de julio de 1901 en Carpi (Italia), en el seno de una familia cristiana.

Fue maestra y se dedicó a educar en los valores cristianos. A pesar de la oposición de su marido, abrió las puertas de su casa para acoger a los pobres.

En 1945 fue elegida presidenta del Centro Femenino Italiano de la diócesis de Carpi, donde trabajó por la formación y la emancipación de la mujer. En 1951 entró en contacto con el Movimiento de los Focolares, conocido también como la Obra de María.

Se convirtió en un referente entre los más necesitados y los religiosos de su ciudad. Falleció el 18 de julio de 1972 en Roma (Italia).

Fuente: Aciprensa