Radio Guadalupana Online

El pasado domingo, 28 de mayo, Monseñor Ángel Francisco Caraballo Fermín, visitó la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Aránzazu, para conferir el Sacramento de la Confirmación a un grupo de 28 Jóvenes, que recientemente culminaron su proceso de iniciación cristiana.

Dicha celebración estuvo amenizada por el coro parroquial Hosanna, quienes con cantos de alabanza y gozo, hicieron vivir un momento festivo, pero sobre todo espiritual, llenando de bendiciones el sagrado templo, y llamando a todos al silencio y oración, justo en el momento del conferimiento del sacramento a los jóvenes.

La acción de gracias, estuvo concelebrada por el Padre Rafael Caldera, administrador parroquial, quien manifestó estar contento por este numeroso grupo de jóvenes que han dado un paso más en el proceso de su camino de fe, a los cuales les hizo la invitación de permanecer fieles en el amor y el servicio a Dios y a su iglesia.

Monseñor Ángel Francisco durante su homilía, resalto la importancia de la misión de la iglesia, a propósito de celebrar la solemnidad de Pentecostés, motivando a este grupo de jóvenes a descubrir la vocación que Dios quiere para ellos. Aprovechó además el momento para felicitar a la parroquia por arribar los 217 años de erección canónica, bajo el patrocinio de María de Aránzazu y Santa Rita de Casia.

Luego de la celebración el obispo tuvo su primer contacto, con los jóvenes, en un pequeño compartir en el despacho parroquial, los cuales manifestaron su alegría de haber confirmado su fe. Estos muchachos manifestaron el compromiso de seguir formándose en el camino del señor, motivándose a la creación y puesta en funcionamiento de la Pastoral Juvenil de la Parroquia.

Fuente: Prensa Diócesis de Cabimas.