Radio Guadalupana Online

Este 29 de marzo de 2024, se llevó a cabo desde la S.S. Basílica Menor Santa Ana, el tradicional Sermón de las Siete Palabras, que estuvo Presidida por el Arzobispo Metropolitano de Coro, Mons. Víctor Hugo Basabe acompañado del Pbro. Yofran Chirino junto al Diác. Miguel Bello, Seminaristas y fieles.

El Arzobispo de Coro, durante esta jornada de oración y meditación, reflexionó acerca de las “siete palabras” que han sido escritas en los evangelios que se volvieron parte de la tradición cuaresmal de la Iglesia y del servicio de Viernes Santo, que recuerda las últimas frases que Jesús pronunció en la cruz, antes de entregar su vida para la salvación de la humanidad y donde los fieles en conmemoración de la Pasión y Muerte de Jesucristo, viven intensamente el Triduo Pascual con una serie de prácticas religiosas y tradiciones que ayudan a prepararse para celebrar la Pascua de Resurrección.

Al finalizar el referido Sermón, el Prelado y los concelebrantes se postraron en el suelo como símbolo de humillación “del hombre terreno”, ante la tristeza y el dolor de la Iglesia. Luego se dio inicio a liturgia de la palabra sobre la Pasión del Señor según san Juan, del mismo modo que se había realizado el domingo de Ramos.

Por su parte, el Párroco de Catedral, durante su homilía, hizo referencia al sermón de las siete palabras y las condiciones en las que el Señor experimentó la muerte, la compresión del amor divino y la realidad de la naturaleza humana. Además, destacó a su vez la importancia de experimentar la Pasión de Cristo, sin huir a la Cruz, porque cada una de las personas la lleva acuesta. «No tengamos miedo de obedecer a la voluntad de Dios, de convertir un corazón de piedra por uno de carne y por la conversión de la vida»(…) Agregó.

En ese sentido, exhortó a la Feligresía a pedirle a Dios que la muerte no sea signo de desesperanza y tristeza, sino la alegría de la Pascua.

Adoración a la Cruz.

El Arzobispo de Coro, junto a los concelebrantes y el pueblo de Dios, contemplaron la Cruz y expresaron el valor universal de la Pasión de Cristo, clavado en ella para la salvación de todo el mundo.

Después de la adoración de la cruz, la celebración continuó con la invitación al Padre Nuestro y sin el signo de la paz. Asimismo, la comunión se desarrolló tal como se describe en el Misal, para este tipo de celebraciones litúrgicas.

Santo Sepulcro y el encuentro con la Dolorosa.

Posteriormente, se realizó la tradicional Procesión del Santo Sepulcro desde la Catedral de Coro hasta la Parroquia San Antonio de Padua, que recorrió acompañado de los fieles, las Calles y Avenidas del centro de la ciudad, en su encuentro con la Virgen Dolorosa y su retorno al Templo.

Una multitud de feligreses acompañaron la Imagen del Santo Sepulcro, con mucha devoción expresaron sus oraciones en cada estación que conmemoró el dolor y sufrimiento de Jesús en su Pasión y Muerte.

Se espera que para este Sábado Santo, se lleve a cabo la Vigilia Pascual que conmemora la noche santa en la que el Señor resucitó y la cual estará Presidida por Mons. Víctor Hugo Basabe, a partir de las 6:00 pm desde las Catedral de Coro.

Franklin Chirinos.

C.N.P: 25.783