Biografía

Excmo. Mons. Mariano José Parra Sandoval


Nació el 25 de abril de 1947, en Maracaibo, estado Zulia, Venezuela. Hijo mayor del Dr. Hugo Enrique Parra León y la Sra. Cira Elvia Sandoval de Parra, nacido en el seno de una familia de grandes principios y valores religioso. Sobrino de Mons. Luis Raúl Sandoval y del Excmo. Mons. Mariano José Parra León, Obispo de la Diócesis de Cumaná en los años 1967 – 1986, del cual lleva su nombre y gran parte de su formación.

Realizó sus estudios de primaria en el Colegio Gonzaga de la Ciudad de Maracaibo, posteriormente a su egreso, inicia los estudios de bachillerato en el Seminario Menor de Maracaibo para luego proseguir su formación en el Seminario Santa Rosa de Lima de Caracas, 1959-1964. Continua los estudios de Filosofía y los primeros dos años de Teología en el Seminario Interdiocesano de Caracas, 1964-1968.

En el año de 1969, es enviado a realizar estudios de Maestría en Teología en Saint Bernard’s Seminary and Institute de la Diócesis de Rochester, New York. En el año de 1971, regresa a Venezuela luego de obtener su Maestría en Teología y se ordena para la Diócesis de Cumaná, en la Ciudad de Maracaibo, el 14 de agosto de 1971, en la parroquia Santa Bárbara acompañado por sus familiares y en especialmente por su primo el Pbro. Jesús Enrique Hernández Bracho.

En el año 1993. Obtiene la Licenciatura en Educación – Mención Educación Religiosa en la Universidad “Santa Rosa de Lima” en Caracas.

Fue designado en el año de 1971, como Vice-rector del Seminario Menor San José de Cumaná, hasta el año de 1972 que es nombrado Párroco de la Iglesia Ntra. Señora del Coromoto.

En el año de 1973, fue designado Párroco de la Iglesia Ntra. Señora del Valle,  hasta el año de 1976, cuando lo nombraron Rector del Seminario Mayor de Cumaná, donde además fue  Profesor de Teología Dogmática y Pastoral.

Mons. Mariano José Parra Sandoval, a lo largo de su vida sacerdotal ha desempeño varias responsabilidades:

  • Vicario Judicial Adjunto de la Diócesis de Cumaná, 1974-1978.
  • Director del Secretariado de Pastoral Juvenil y Vocacional de la Diócesis de Cumaná. 1971 – 1991.
  • Cofundador del Movimiento Junior, grupo juvenil parroquial inspirado en la metodología Scout, pero con formación netamente católica. Este grupo llegó a extenderse en todo el Estado Sucre, participando activamente en todos los eventos parroquiales locales y actividades regionales. 1973- 1996
  • Miembro del Colegio de Consultores y del Consejo Presbiteral de la Diócesis de Cumaná.
  • Presidente de la Organización de Seminarios de Venezuela, 1979-1981.
  • Presidente de la Seccional Sucre de la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), 1981-1985 y 1986-1991.
  • Capellán de Su Santidad el 15-1-1985.
  • Director del Departamento de Vocaciones y Ministerios de la Conferencia Episcopal Venezolana.1991-1994
  • Subsecretario General de la Conferencia Episcopal Venezolana.1992-1994
  • Profesor de Revelación y Sacramentos en el Instituto Universitario del Seminario Interdiocesano de Caracas (IUSI)  1993 -1994
  • Profesor de Ética y Moral de la Educación en el Instituto Universitario Pedagógico “Mons. Arias” (IUPMA) 1994

En el año de 1994, el Santo Padre Juan Pablo II, lo designa por la gracia de Dios, Obispo de la Diócesis de San Fernando de Apure, convirtiéndose en el segundo obispo titular de esta Diócesis del Llano Venezolano. Toma posesión de esta digna Diócesis y se Ordena como Obispo Ordinario el día 28 de Octubre de 1994.

Entre los años 1996 – 2002, ya como Obispo de Apure, le designan como Presidente de la Comisión de Pastoral Juvenil de la CEV-

En el año 2001, nuevamente el Santo Padre Juan Pablo II, le asigna una nueva misión evangelizadora del pueblo venezolano y es honrado como el Cuarto Obispo Titular de la Diócesis de Ciudad Guayana, tomando posesión de ésta el 31 de agosto de 2001. Desempeñando cargos y representando a la Iglesia Venezolana como:

  • Secretario General del Concilio Plenario de Venezuela 1998-2006
  • Responsable de la Sección de Juventud del CELAM 2007-2011
  • Miembro del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM 2011-2014
  • Presidente de la Comisión de Educación de la CEV 2012 – 2017
  • Presidente de la Comisión Episcopal para la APEP 2016 – Presente
  • Presidente del Consejo Asesor Nacional de Pastoral 2016 – Presente

En el año de 2017, El Papa Francisco, movido por el Espíritu Santo, decide conferirle  el grado de Arzobispo Metropolitano designándole la Arquidiócesis de Coro como nueva Sede en su ministerio, el cual toma posesión el día 14 de Enero del 2017, como el segundo Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Coro, Diócesis Primada de Venezuela y primera del continente Suramericano.

Heráldica Episcopal

Exposición Virtual. 39º Feria del Pesebre: “La familia, el hogar del niño Dios”

El próximo 27, 28 y 29 de noviembre, la Arquidiócesis Metropolitana de Coro, celebrará la XXXIX edición de la Feria Popular del Pesebre, bajo el lema “la familia, el hogar del niño Dios”, este año, por motivo de la actual situación de confinamiento social, el evento se llevará a cabo bajo la modalidad virtual, a través de exposiciones y actividades en redes sociales y plataformas digitales.  

La primera Feria del Pesebre se realizó del 10 al 21 de diciembre de 1982 en la Zona Colonial de Santa Ana de Coro, en el Paseo Alameda “Ingeniero Ramón Antonio Medina”, y constó con una serie de actividades Evangelizadoras llevadas a cabo en el periodo decembrino propuestas por Monseñor Ramón Ovidio Pérez Morales, la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, con el profesor José María Cruxent Rouse y la Dirección de Cultura del estado Falcón, las cuales fueron aceptadas por la comunidad falconiana, destacándose la Idiosincrasia religiosa; así mismo, continuó profundizándose la armonía evangelizadora con Monseñor Roberto Luckert León y en la actualidad, Monseñor Mariano Parra Sandoval, arzobispo de Coro, cumple un papel fundamental en mantener dicha trayectoria evangelizadora y valores socio-culturales en nuestro estado Falcón, con proyección nacional e internacional.

Finalmente, luego de la convocatoria realizada, invitando a los artistas plásticos a exponer de manera virtual sus obras de arte presentamos, a continuación, los participantes de esta 39° edición:

Exposición Virtual «Natividad del niño Dios»:


Autor: Arabella Labady Noguera
Título: Sagrada Familia.
Técnica empleada: TresPiezas de MDF, de 10 x 10 x 2 cm. Pintadas cada una con pinturas de acrílico, tela y al frio, las coronas con bordado líquido.
Valencia, Venezuela
Natividad del niño Dios
Autor: Neida Hernández
Autor: Robert Millán
Título de la obra: Nacimiento de Jesús, 2020
Técnica: mixta sobre cartulina 28 x 22 cm
Caracas, Venezuela
Autor: Tomás Fagúndez
Título: La pandemia y los misterios de la vida, 2020
Técnica: óleo sobre lienzo 50 x 70 cm
Autor: Raquel León
Título: Nacimiento en tiempos difíciles
Técnica: 20×30 cm
Técnica acrílico / cartulina
Autor: María Tomillo
Técnica Mixta: Vitrofusión con pintura lítica y acríclico.
Autora: Nhyume Gutiérrez Fleites
Nombre de la Pieza: Natividad
Materiales: Latón (Lamina), MDF, Pintura Acrílica.
Técnicas:   Repujado a mano alzada, sobre lamina de latón de 0,15mm.
Dimensiones: 40cm (Largo) x 40cm ( Ancho) x 15cm (Profundidad)
Título de la obra: José Gregorio en el pesebre.
Autor: Elsa Hernández Brito.
Técnica: 5 piezas de tela rellenas de trapo.
Medidas: entre 6 y 12 cm.
Miryam Ortega
Autor: Alexander’3VXX120’Buseth
Titulo: Nacimiento
Técnica: Foto-Instalación 
Medidas: 1600×1200.
Autor: Jorge Oberto
Título: «El espejo de la Natividad»
Técnica: mixta
Medida: 27 x 13 cm
Año: 2020
Autor: Rosa Maican
Titulo: regalo de amor
Técnica: acrílico sobre madera
Medidas:25x25cms
GRECIA GARCIA
Natividad 01, 02, 03 y 04Noviembre 2020
Acuarela / Cartón de ilustración
10 cm x 15 cm
Autor: Ana Contreras
Título: Redentor
Medidas: 25 cms»x 20cms
Técnica: mixta s/tela
Año: 2020
Sol Ángela Jaimes de Anaya
Obra: Dulce pesebrito
Técnica: tejido con fibra de vástago de guineo
Medidas: 8 cm.
AUTOR: ESTEBAN  ORLANDO RODRIGUEZ
TITULO: SAGRADA FAMILIA.
TECNICA: MIXTA SOBRE MDF.
MEDIDAS: 1 METRO POR 80 CM.
TITULO: Nacimiento
AUTOR: Álvaro Israel Rodríguez
TECNICA: Instalación escultórica, figuras elaboradas con envases de refresco, agua                      mineral y malta, policromados en acrílicos
MEDIDAS: Variables, las figuras miden entre 20 centímetros (Jesús) y 45 centímetros de               alto (María y  José).

TÍTULO: “EL MILAGRO ESTÁ SERVIDO” 
AUTOR: Carola de Karam (Carolina García de Karam
TÉCNICA: Esmaltes del tercer fuego sobre porcelana 
 MEDIDAS: Mixtas             
  Año: 2019
 
Autora: Elba Jetzabel Amaya Rojas
Nombre de la obra: Navidad de papel
Técnica: Origami
Medidas: ancho 45 cm, largo 60 cm y alto 40 cm
Fecha: noviembre 2020
Estado: Táchira
Autor: Migdalia Avila
«Natividad adorada»
29.7X21cms
Acrilico/papel
2020
CONSUELO PEREZ
OBRA: NACIMIENTO DEL NIÑO JESUS
TECNICA: TEJIDO CON FIBRA DE VASTAGO DE GUINEO Y ENEA
MEDIDAS: 6 Y 7 CM DE ALTAS.
ESTADO TÁCHIRA
Autor:  Miriam Díaz.
Título:  El Nacimiento de la Luz y el Amor.
Técnica:  Oleo sobre Madera.
Medidas:  30 x 32 cms.
Autor: Genoveffa Savella
Título: Niño Enmantillado
Acrílico sobre tela
30 cm x 30 cm
Autora: María Teresa Gutiérrez
Título: Nacimiento Andino.
Medidas: Cada pieza 8 cm de alto por 4 cm de ancho.
el diorama completo mide 50 cm de ancho x 70 cm
de profundidad y 20 cm de alto.
 
Toda la composición está integrada por:
Virgen Andina, San José de Los Llanos, el niño Jesús
venezolano, un Ángel, Pastorcita con frutas, Pastor
de ovejitas, Pescador, una fogata, la mula y el buey,
los tres Reyes Magos con ofrendas especiales:
arepitas andinas, hallacas y pan andino, para nuestro
niño venezolano. Frailejones y camello.
 
Técnica: Needle Felting o fieltrado con aguja.
Material: Lana de oveja de nuestro páramo merideño, teñida con pigmentos naturales.
Orlando García
Pesebre navideño en madera Ceiba
medidas 30×50
Autor: Gersilmar Araujo
Técnica mixta sobre lienzo
Título de la obra: Natividad Del niño Jesús
AUTOR.PEDRO MÁRQUEZ. 
TÍTULO. UNA ESTRELLA. 
MEDIDAS 50 CMS X 25 .CMS.
TÉCNICA. ACRÍLICOS/MADERA.

Exposición Virtual «Tarjeta de Navidad»

Autor: Robert Millán, 2020
Diseñada en Adobe Illustraitor 1080 x 566 px
Autor: Simón Andrés Rojas Gutiérrez
Materiales varios

CUARESMA: TIEMPO DE CONVERSIÓN.

En muchas oportunidades se me han acercado algunas personas a preguntarme cuál es el verdadero significado de la Cuaresma. ¿Qué sentido tienen esos cuarenta días, donde se nos pide que no comamos carne y ayunemos en determinadas fechas? ¿Por qué se nos piden esos sacrificios?

Pues bien, la Cuaresma es un tiempo muy especial que se nos propone a los que creemos en Cristo a fin de que nos preparemos para la gran fiesta de la Pascua del Señor. No hay festividad más importante para los cristianos que la Pascua de la Muerte y Resurrección de Jesucristo. Y es por esta razón que es necesario prepararnos concienzudamente ella.

El Papa Francisco nos propone este año que aprovechemos ña Cuaresma para reflexionar acerca de las tres virtudes cardinales: Fe, Esperanza y Caridad. Nos dice: “En este tiempo de conversión renovemos nuestra fe, saciemos nuestra sed con el “agua viva” de la esperanza y recibamos con el corazón abierto el amor de Dios que nos convierte en hermanos y hermanas en Cristo.” (Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma del 2021.)

Muchas veces nuestra fe es simplemente una fe superficial, basada en la tradición. La Cuaresma es un tiempo para profundizar nuestra fe. Para eso necesitamos tener un encuentro personal con el Señor Jesús, que se da sobre todo a través de la lectura orante de la Palabra de Dios. “En este tiempo de Cuaresma, acoger y vivir la Verdad que se manifestó en Cristo significa ante todo dejarse alcanzar por la Palabra de Dios, que la Iglesia nos transmite de generación en generación.” (Ibid.) Lastimosamente, muchos de nosotros los cristianos no solemos acercarnos de esta manera con la Palabra de Dios. Son muchas las distracciones que la sociedad nos pone y que nos impiden abrir nuestro entendimiento y nuestro corazón a la persona de Jesús.

Por eso, la Iglesia nos invita en este tiempo a practicar el ayuno que, no se refiere solo a cosas materiales, sino sobre todo a actitudes, valores y criterios.  “Ayunar significa liberar nuestra existencia de todo lo que estorba, incluso de la saturación de informaciones —verdaderas o falsas— y productos de consumo, para abrir las puertas de nuestro corazón a Aquel que viene a nosotros pobre de todo, pero «lleno de gracia y de verdad» (Jn 1,14): el Hijo de Dios Salvador.” (Ibíd.)

Igualmente debemos reflexionar acerca de la Esperanza “como “agua viva” que nos permite continuar nuestro camino”. Vivimos momentos muy difíciles en nuestro país que, nos impulsan a la desesperación, la angustia y el desaliento. Estoy seguro que muchas veces nos hemos preguntado ¿hasta cuándo padeceremos esta situación? ¿Será que Dios no nos escucha o está ausente de nuestra historia? Ante esta situación la Iglesia nos invita a que pongamos nuestra esperanza en la gran misericordia de Dios que nunca nos desampara. “Jesús nos habla del futuro que la misericordia del Padre ha abierto de par en par. Esperar con Él y gracias a Él quiere decir creer que la historia no termina con nuestros errores, nuestras violencias e injusticias, ni con el pecado que crucifica al Amor. Significa saciarnos del perdón del Padre en su Corazón abierto.” (Ibíd.) Dios nunca nos abandona.

“En el actual contexto de preocupación en el que vivimos y en el que todo parece frágil e incierto, hablar de esperanza podría parecer una provocación. El tiempo de Cuaresma está hecho para esperar, para volver a dirigir la mirada a la paciencia de Dios, que sigue cuidando de su Creación, mientras que nosotros a menudo la maltratamos (cf. Carta enc. Laudato si’, 32-33;43-44).” (Ibíd.)

La Iglesia nos propone que, para alimentar la esperanza, intensifiquemos la oración en la intimidad, al Padre de la ternura. La oración fortalece nuestra esperanza. Significa sentir que, en Jesucristo, somos testigos del tiempo nuevo, en el que Dios “hace nuevas todas las cosas” (cf. Ap 21,1-6).

Finalmente, la Cuaresma es un momento propicio para fortalecer la Caridad. Nuestra sociedad, lamentablemente, se torna cada día más egoísta. Cada quien piensa en sí mismo, sin importarle el otro y sin preocuparse por toda la creación. Viviendo la caridad mostramos “atención y compasión por cada persona”. La Caridad “es la expresión más alta de nuestra fe y nuestra esperanza.” (Ibíd.) “La caridad es don que da sentido a nuestra vida y gracias a este consideramos a quien se ve privado de lo necesario como un miembro de nuestra familia, amigo, hermano.” “(Ibíd.)

Nosotros, en Venezuela, podemos vivir la Caridad a través de la tradicional “Campaña Compartir”, que este año está dirigida a la adquisición de medicinas para ayudar a nuestros enfermos, especialmente a los afectados por la pandemia del Covid 19.

La virtud de la gratitud

Cuando era un niño mi madre siempre me decía “recuerda dar las gracias“ cuando una persona me hacía un favor o un agrado, hoy en día sigo escuchando a otros padres repetir esas mismas palabras a sus hijos, pues agradecer es un valor que se aprende en familia y mientras más temprana sea la edad que comencemos a cultivarlo más rápido entenderemos que a través de pequeños gestos podremos alcanzar grandes satisfacciones.

A medida que nos hacemos adultos,  nos vamos convenciendo que se trata de una virtud que va más allá de ser una muestra de buena educación y respeto. Decir “gracias» por muy insignificante que parezca es una virtud que engrandece todo y nos proporciona muchas cosas primordiales que nos permiten alcanzar la felicidad. Sino agradecemos lo que somos, lo que recibimos y lo que tenemos, viviremos insatisfechos con la vida.

Es importante tener conciencia que el mundo no está rendido a nuestros pies y empezar a darle valor a todas las cosas que tenemos y que muchas veces pasan desapercibidas ante nuestros ojos, agradecer por la vida, por despertar cada mañana, por la familia,  por los estudios, por el trabajo, por los alimentos, por las personas que nos rodean y con quienes tenemos la posibilidad de compartir, por aprender…son tantas cosas que damos por sentado que nos pertenecen y creemos que siempre estarán ahí, pero en realidad no es así, y por eso tenemos que agradecer por cada una de ellas y darles su merecido valor.

El pasado mes de diciembre durante la última audiencia general del año, el papa Francisco se centró en el tema de la gratitud y recordó el pasaje del Evangelio de San Lucas (17, 11-19), en el cual díez leprosos se acercaron a Jesús para ser curados y sólo uno volvió a agradecérselo. El papa expresaba que está situación nos pone en dos planos; “quien no da las gracias y quien da las gracias, quien toma todo como si se le debe, y quien acoge todo como don, como gracia“.

“Vivir agradecidos con lo mucho o poco que tengamos es un buen ejercicio para el alma y nos invita a salir de la distracción de quedarnos en nosotros mismos, ya que esto último nos lleva a una ceguera selectiva que nubla la vista de las cosas maravillosas y pequeñas que nos rodean y que llenan de sentido la vida” (Papa Francisco, audiencia general,  Diciembre 2020).

Ser agradecidos nos lleva a tomar conciencia del lugar que ocupamos ante Dios y los hombres y a reconocer lo que hemos recibido de manera gratuita. También implica tener generosidad para cultivar y hacer crecer esos dones que se nos han dado para ponerlos al servicio de los demás.

Ser agradecidos es saber valorar el sacrificio y esfuerzo que en algún momento hicieron nuestros padres, abuelos y quienes nos aman para darnos lo que necesitábamos (y que en muchos casos después de adultos aún lo siguen haciendo).

Ser agradecidos es tener la capacidad de fijarse más en lo bueno de las cosas y de las personas, no lamentarnos por lo que no tenemos o somos, sino hacer todo el esfuerzo posible para ser mejores y desarrollar al máximo todo lo bueno que somos y tenemos.

Hagamos de la gratitud un hábito en nuestras vidas,  tratemos de ver lo bueno por encima de las circunstancias, evitemos encerrarnos en nosotros mismos, proyectemos la mirada más allá de lo evidente y aprendamos a decir gracias con una sonrisa que nos haga portadores de alegría y bienestar.

Siempre tendremos motivos para agradecer y nunca será tarde para decir gracias…gracias mamá, gracias papá, gracias hija, gracias abuela, gracias amigo, gracias colega y sobre todo gracias Dios!

Edixon Pacheco

MONS. SAÚL FIGUEROA: LA CUARESMA ES TIEMPO PROPICIO DE EXPERIMENTAR LA GRACIA DE DIOS

Puerto Cabello.- La feligresía de la Diócesis de Puerto Cabello asistio en sus parroquias a la celebración del Miércoles de Ceniza cumpliendo los protocolos de bioseguridad, con el propósito de reflexionar sobre el verdadero significado del tiempo de Cuaresma.

Monseñor Saúl Figueroa Albornoz, Obispo de Puerto Cabello, presidió la Santa Misa en la Catedral San José y durante su homilía destacó fragmentos de su acostumbrado Mensaje de Cuaresma, el cual lleva por titulo: “La Cuaresma en Tiempos de Pandemia”, en el que expresa: ” la cuaresma debe ser un tiempo de conversión. La invitación del profeta Joel: “Conviértanse al Señor su Dios, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en clemencia y se conmueve ante la desgracia” (Jo 2,13) nos grita ante esta realidad. Ver al Señor, voltear nuestro rostro para “verlo “es una actitud que debe brotar de nuestro corazón para experimentar su presencia, su grandeza y poder sobre todo mal. Dios es compasivo y misericordioso”.

“Esta es la descripción de Dios que está cerca de la humanidad acompañándonos fielmente”, continuó diciendo. “Nuestro Dios rico en clemencia nos quiere compartir su riqueza. Abramos nuestras personas y dejemos que derrame su clemencia en nuestras familias y comunidades. Vivimos un tiempo histórico de pena y dolor. Hagamos el espacio, invitemos al Dios que “se conmueve ante la desgracia”. La cuaresma es un tiempo propicio de experimentar su gracia”.

También exhortó a tener “Fortaleza y Esperanza” en este tiempo de pandemia; “Fortaleza es uno de los regalos que el Espíritu Santo da a los que se lo piden. Significa tener la capacidad para superar con firmeza y confianza, aquellas amenazas del mal que ponen en peligro la fe del cristiano. Así, el texto del evangelio de San Marcos del primer domingo de cuaresma presenta la tentación a Jesús por Satanás. El cristiano tiene en Cristo el modelo de la fortaleza para no caer en la tentación. Las circunstancias que vivimos nos empujan al fatalismo o al egoísmo. A la desesperanza, al cansancio y al hastío. En lugar de esto, vemos empresas enriqueciéndose a raíz de la enfermedad”.

Finalmente destacó el Obispo que este tiempo es propicio para practicar la Caridad; “Esta es la virtud sin la cual no podemos ser discípulos del Señor. Este es un tiempo en el cuál es indispensable practicar la caridad. La misma “es don que da sentido a nuestra vida. Lo poco que tenemos, si lo compartimos con amor, no se acaba nunca” (Papa Francisco. Cuaresma 2021). La Caridad nos compromete a sanar la pobreza del alma de muchos hermanos que están tristes, adoloridos por las necesidades humanas, materiales, morales. Creemos en el Dios que muere por nosotros para enriquecernos con su entrega, con su sangre en la cruz. Es el Dios del amor, a quien celebramos diariamente en la eucaristía. Así pues, que esta virtud teologal, sea el camino fundamental para vivir nuestra cuaresma en camino claro hacia la resurrección”.

Prensa CEV
Nota de prensa Diócesis de Puerto Cabello
18 de febrero de 2021

VICARIATO APOSTÓLICO DE TUCUPITA: CELEBRACIONES DEL MIÉRCOLES DE CENIZA MARCA INICIO DE LA CUARESMA

Tucupita.- El miércoles 17 de febrero de 2021, con el inicio del Tiempo de Cuaresma, el Vicariato Apostólico de Tucupita realizó tres celebraciones simultáneas a las 11:00 am, en la Catedral “Divina Pastora”, en la Iglesia parroquial San José de Tucupita y en la Iglesia San Antonio, presididas respectivamente por mons. Ernesto Romero, fr. Carlos Caripá, OFM cap  y el presbítero Silvano, misionero de la Consolata.

En cada una de las celebraciones se hizo eco a las palabras del Papa Francisco, en las que expresa que la Cuaresma “es un viaje de regreso a Dios” en el que Dios dice “Vuelvan a mí con todo el corazón”; volvernos a Dios con obras específicas de caridad hacia el hermano necesitado, donde encontraremos el rostros de Señor.

El papa en su homilía invitó a cuestionarse: “ Preguntémonos: ¿Hacia dónde me lleva el navegador de mi vida, hacia Dios o hacia mi yo? ¿Vivo para agradar al Señor, o para ser visto, alabado, preferido, al primer lugar? ¿Tengo un corazón ‘bailarín’, que da un paso hacia adelante y uno hacia atrás, ama un poco al Señor y un poco al mundo, o un corazón firme en Dios? ¿Me siento a gusto con mis hipocresías, o lucho por liberar el corazón de la doblez y la falsedad que lo encadenan?”

Con la celebración del miércoles de Ceniza se dio comienzo a la Campaña Compartir 2021, que tiene como lema: “Medicinas para salvar vidas”, siendo la campaña número 41 y busca sensibilizar a los hermanos  en el fortalecimiento de los diferentes programas que lleva la Iglesia, por ejemplo: “los bancos de medicinas” que Cáritas tiene, para ayudar en éste tiempo a tantas familias que necesitan recuperar su salud. Llegada la tarde se realizó la transmisión de la Santa Misa por Orinoco 92.9 FM, emisora matriz y por Instagram: kikojoseromero desde las 4:30 pm.

Prensa CEV
Nota de prensa Vicariato Apostólico de Tucupita
18 de febrero de 2021

PASTORAL JUVENIL DE VENEZUELA PRESENTÓ SUBSIDIO CUARESMA 2021

Boletín PJ Nacional.- Para dar inicio al tiempo de Cuaresma, la Pastoral Juvenil de Venezuela presentó el subsidio “Con corazón de hijos”, con la finalidad de caminar junto a los jóvenes de Venezuela en el camino de preparación a los días santos.

El subsidio fue presentado por el Programa Nacional Jóvenes Discípulos, quienes, a través de un en vivo en la cuenta de la red social Instagram @pjvenezuela, conversaron con los jóvenes y respondieron a las inquietudes para vivir este tiempo desde la situación de pandemia que continúa presente en la cotidianidad.

Bajo la iluminación bíblica “José, Hijo de David, no temas” (Mt 1,20), propone vivir una Cuaresma siguiendo el ejemplo de San José, custodio de Jesús y María, a propósito del año jubilar de los 150 años de su declaración como patrono de la Iglesia Universal. Durante las cinco (5) semanas se propone vivir los momentos que caracterizan a San José.

La primera semana parte de la necesidad de “Escuchar al amor”, así como José atendió el llamado de Dios a través del Ángel. Para la segunda semana, se interioriza sobre el valor de “Renunciar por Amor”, contemplando la imagen de José, quien ante una situación inesperada se entrega a la voluntad de Dios. En la tercera semana, el camino propones profundizar sobre la “Obediencia por Amor”, con el ejemplo de San José que cumple los designios del Padre. Ya en la cuarta semana se orienta en la virtud de “El Servicio”. Y por último en la quinta semana sobre el “Esperar en la fe”, con la paciencia silenciosa y abnegada de San José.

El tiempo de Cuaresma, es el momento en el que la Iglesia exhorta a los cristianos a profundizar en la oración, en el ayuno y la penitencia, y preparar así el camino de conversión de cara a celebrarse los días santos donde se conmemoran la pasión, la muerte y resurrección de Jesús.